Blogging tips

martes, 28 de enero de 2014

Despertar

Las sábanas cubren hasta sus mejillas. El frio se ha apoderado de su cuerpo esta noche. Y entre las rendijas de la persiana los primeros rayos de sol se cuelan entre sus sueños. Es la mañana quien la despierta, pero queria ser él el primero. Se acerca sigiloso, y ella se hace la dormida. Una dulce caricia y un leve beso en la mejilla. Ese si es el mejor de los despertares. Los ojos de ella se entreabren legañosos aún, pero a él no le importa, porque ver su mirada cada mañana es lo mejor que podia pasarle.
¿Un zumo de naranja? ¿Un café? Quizá unas tostadas... Nada de eso. Él sabe que su amada no desayuna, almenos no tan temprano. Pero eso no significa que no pueda llevarle la bandeja a la cama. Una rosa y una premeditadamente desgastada nota a modo de pergamino. Dia tras dia le muestra su amor, y dia tras dia sigue intentando volverla a enamorar.
Lo que no sabe es que no tiene que hacer tal esfuerzo, ella ya lo ama hasta el final de sus dias.