Blogging tips

lunes, 7 de julio de 2014

De Fiesta: El libro sin fin

Soy una gran amante de la lectura, os doy mi palabra. Pero hay libros infumables.

No digo infumables en general, aunque seguro que también los hay, sino para cada uno. Odio no terminarme un libro. De hecho, aunque me apasiona leer, solo lo hago en verano, porque me gusta leerlos del tirón y dedicarles tiempo. Y el ir leyendo de higos a brevas no lo soporto. Pues a pesar de esto, hay libros que han sido superiores a mis fuerzas. Concretamente, dos.

A lo mejor a algunos os darán ganas de saltarme a yugular, lo se, y lo asumo jaja. Porque son dos libros con mucho renombre en los últimos años.

Empecemos por el primero.

Los pilares de la tierra:

Este libro es un tochazo, literal. Es gordísimo. Millones de páginas casi xd. Pero yo no le tengo miedo a los libros gordos. De hecho casi todos los que leo lo son. Así que eso no tiene nada que ver.

Empecé a leerlo, primer error. Nunca jamás cojo un libro por ser conocido y tener mucha fama. La verdad es que cuando algo está muy de moda siento rechazo total, una manía mía.

Aparte de eso, realmente se me hacía muy largo y muy pesado. Bajo mi punto de vista no pasaba nada de nada. Una familia caminando por ahí (creo recordar), sin ningún tipo de aventura (ni fantasiosa ni realista) que hiciese que el ir leyendo se hiciese ameno. Juro que lo intenté, pero no pude con él…


El nombre del viento:

Otro que tal baila. Exitazo de libro entre miles de personas. Pues para mi, un rollazo. Hasta la 288 leí eh, poca broma. Pero nada nada, eterno se me hacía. Y lo tuve que dejar claro. Creo que ni siquiera recuerdo de qué iba. Me suena un señor contando historias de su vida en una taberna, pero no se… lo único que se es que me aburría mucho muchísimo.


Pues estos son los libros que se me han hecho imposibles de leer ¿y los vuestros?

Esta entrada es la primera de una iniciativa del grupo de bloguer@s FiestaBlogger: ¡De Fiesta!