Blogging tips

martes, 17 de junio de 2014

Yo ya no pinto nada

Se que el título es muy melodramático, y no quiero que penséis que he vuelto a decaer. No no, esto no tiene nada que ver, esto va mucho más allá. Voy a hablaros de un oasis, algo que se escapa a cualquier hecho normal del día a día. ¿Intrigados verdad? Hoy voy a hablaros de... ¡PINTAR!

Estos dos dias he estado pintando el piso. Pero no os dejéis llevar por vuestros más dulces ilusiones de lo que esto significa. Pintar no solo es solo ese momentazo apoteosico digno de una escena de película en la que el piso está desierto y entre risas y cervecitas plantas la mano en la pared y luego ya vais pintando. De eso nada. Pintar es aburrido. Perdón, aburrido y cansado. Levántate a las ocho, prepara las cosas, ponte ropa vieja, y cubre como buenamente puedas todos los trastos. Por que si amigos, hemos estado pintando con todos los muebles dentro. Y eso, es horrible.

Es toda una gozada subir y bajar de una escalera tres mil veces mientras te mareas constantemente. Y mientras pintas claro. También mola bastante pintar y pintar y ver que va quedando como el culo aunque te estés esforzando y ya no puedas más. Ya sabéis que últimamente soy miss agobios, así que imaginaos la tortura de esto para mi. Con lo exigente que soy conmigo misma, todo debe estar perfecto, pero de eso nada.

Pero también hay cosas buenas de pintar. ¿Qué cuales? Fácil, los descubrimientos. Si si, como leéis. Pintar me ha servido para descubrir cosas que no sabía de mi. Tengo una flexibilidad de la que nunca he tenido constancia, y un juego de pies, a la hora de bajarme de la escalera encasquetada entre pared y pared, digna de Rocky Balboa. He descubierto que soy capaz de estirar el brazo hasta límites insospechados, todo por ahorrarme dos subidas y bajadas de escalera.

En fin, al final he decidido ponerme musiquita y he acabado hasta bailando mientras pintaba jaja

Pero bueno, tengo bastante claro que, aunque aún me queda el jueves por pintar, espero no tener que hacerlo nunca más xD Almenos no con rodillo, yo haciendo mis rebordes con la brochita y esas cosas si me apaño bien, pero nada más jaja

¿Y vosotros qué me decís? ¿Cómo han sido vuestras experiencias pintando?