Blogging tips

domingo, 27 de julio de 2014

Fin de semana romántico

Hola hola bonitos! Hoy quiero contaros el maravilloso fin de semana que pasé la semana pasada:) Ya se que han pasado ya unos diitas, pero es que tenia toda la semana ya con publicaciones programadas jaja

Es la primera vez que voy a contaros un viajecito (porque es el primero desde hace mucho jaja), y aunque tan solo han sido dos días y a aquí cerquita, ¡ha sido genial!

Este fin de semana llevaba planeado al menos dos meses, y es que la ocasión lo merecía. No se cumple un año de relación todos los días, y menos con alguien tan maravilloso como mi chico jeje


Los preparativos empezaron el viernes por la tarde, porque el sábado ibamos a comer de picnic y claro, la cocinillas es una servidora jaja Hice una ensalada de pasta, y algo más guai aún, una tarta para celebrarlo jeje Os lo voy a enseñar, pero no lo tengáis en cuenta, que era la primera vez que tocaba el fondant eh xD



Por la noche estaba nerviosilla la verdad, iba a ser la primera vez que me iba a pasar unos días por ahí con mi niño :)

El sábado por la mañana madrugón al canto, porque había más comida que preparar, y la maleta y todo jaja todo para el último momento…
A las diez de la mañana en punto cogemos el coche, destino: Viladrau.


Ya solo el camino fue guay, porque eso de ir en coche de relax por zona de montaña…es que me encanta la verdad. Llegamos al hotel sobre las 11:15, y la verdad es que la horita se hizo corta (¿será el amor que ralentiza el reloj? :p) El hotel muy mono la verdad, es que claro, lo elegí yo jaja. Os lo enseño por si vais por el Montseny alguna vez. Es modestito, pero yo me quedé muy contenta, además en la montaña no pega un hotelazo de lujo, al menos no a mí.


Dimos un paseito por allí, que además muy muy cerca hay un arboretum. A mí que me encanta hacer fotos de todo, y sobretodo de paisajes, eso era el paraíso para mí. Mirad que fotos tan chulas pude hacer.

 


Tengo unas fotos de flores alucinantes, pero esas tendréis que esperar para verlas a septiembre, “ooh…” jaja lo siento, pero así debe ser. Cuando llegue me lo agradeceréis :P

Comer de picnic es algo que mola, o al menos a mi me encanta jeje y en un sitio así, donde las mesas son naturaleza máxima…pues ¡más aún!


En la foto no se aprecia del todo bien, pero os prometo que estaba muy rico todo, y que llevaba mucho rato de elaboración eh. Aquí mi cari, se zampó la ensalada de pasta casi casi él solo jaja Y los nachos con la salsa dip de queso que hice estaban de pecado, yo me cebé de mala manera xD

Después de comer, pues más paseo por la montaña, un poco de descanso en la habitación…lo típico. El hotel tenia piscinita, ¡otro plus! Porque hacia una calda importante eh, que calor…


Después de un bañito apetece apalancarse ¿verdad? Y con la compañía de mi chico y una buena peli, ¡mejor imposible! En este caso vimos Monstruos University, que ninguno la habíamos visto. La verdad es que está chulisima, ya sabía que me encantaría y serian risas aseguradas, porque Monstruos S.A. ya me encanta jaja


A lo tonto se acerca el final del día, así que lo poco que ya queda por hacer es bajar a cenar. Debía ser una cena maravillosa, igual que todo el fin de semana, pero mi maldito estómago ya tenia que hacer de las suyas, y me puse mala. El hotel no tiene la culpa, es mi estupido cuerpo y la merienda que me sentó mal…u.u Así que la estupenda cena que nos esperaba se convirtió en un desastre. Dejé a mi novio solo casi toda la cena, y yo claro, mala y encima sintiéndome fatal por tener que estropearlo todo siempre. Menos mal que tengo la suerte de tener un novio maravilloso, comprensivo y atento, que enseguida vino a cuidarme y darme mimitos jeje Salimos a que me diese un poco el aire y al final me encontré mejor:)

El plan para el día siguiente era bien distinto, madrugar, desayuno en el hotel y rumbo de vuelta a Barcelona. Pero el finde romántico no acababa aquí eh, quedaban sorpresas antes de volver a casa. Primero, y antes de irnos toca darse los regalitos. La verdad es que nos regalamos cosas sencillitas, pero sentimentales, que a mi son las que más me gustan. Y que mi niño me escribiese unas palabras era algo que deseaba desde hace mucho *-* los chicos y su manía de no expresarse jaja aunque mi novio me dice cosas muy bonitas todos los días eh :D

Primera sorpresa con pies en Barcelona, y en este caso de mi novio hacia a mi. La comida corría de su cuenta. Y me llevó a un sitio ¡monisimo! Nada más llegar me quedé alucinando, porque era una pequeña tiendecita de cupcakes y tal, y claro no entendía como podía ser que fuésemos a comer allí jaja miraba a mi alrededor y tan solo veía dulces. Pero si si, allí era. Nos trajeron una quiche buenísima con guarnición. Y un pequeño expositor con sándwiches, bizcochitos y un par de cupcakes. También un té verde frío y un batido no se de que jaja La verdad es que me pareció súper kuki todo, como sabe como conquistarme mi cari jeje


Ya tan solo quedaba mi sorpresa para él, ¡una sesión de fotos en la Ciutadella! Yo estaba convencida de que no le iba a gustar jaja pero a mi era algo que me hacia mucha ilusión la verdad, y sabia que el resultado de después valdría la pena. Cierto es que en un primer momento le vi en la cara que no le hizo mucha gracia, pero creo que al final se lo pasó hasta bien. Para mi también era un poco raro, e incluso surrealista, que te vayan diciendo como ponerte y que te hagan fotos, pero que nos acabamos echando unas risas, por el motivo que fuese, es una realidad jaja Y ahora ambos tenemos una ganas de ver las fotos que pa que jaja

Lo dicho, aún no las tenemos, así que no puedo enseñároslas jaja pero yo no me puedo estar quieta, y tras la sesión yo también hice alguna fotillo jeje


 

Para terminar el finde nos fuimos a merendar al 100Montaditos, que ya se va convirtiendo en un clásico para nosotros:)

Este ha sido nuestra primera escapada juntos mi amor,  ha sido un fin de semana de ensueño para mi. No podría haber sido mejor, aunque ojala fuesen así todos los días amor. Ya sabes lo feliz que soy a tu lado. Gracias por estar a mi lado desde hace un año, y por quererme tanto día a día.