Blogging tips

martes, 23 de diciembre de 2014

Ya llegó la Navidad...

Sabéis, tengo tantas ganas de hacer cosas que no hago nada jaja. Pero es que necesitaba profundamente un descanso, un "ppprrr" (agitación de cabeza) antes de retomar el rumbo. La verdad es que nunca habia necesitado tanto un paro, un respiro, como ahora, y me viene perfecto que sea justo en navidades. Son unas fechas muy perfectas para estar tirada en casa resguardada del frio, y de vez en cuando salir con ganas a respirar el espiritu navideño.

Hablando de espiritu navideño, (mira, quería escribir sobre esto, no sabía como empezar y me ha salido sin quererlo jaja) mañana empiezan realmente las fiestas, aunque algunos tengamos la suerte de llevar unos días descansando ya jeje. Pero no soy la única que ha empezado antes eh...las campañas de publicidad empiezan más o menos en verano, y claro una se desubica. Luego están las luces de las calles, que las ponen bien temprano, pero tardan como vida y media en encenderlas y claro, pues más desubicada todavia. Una amiga me decía ya semanas antes de terminar el cuatrimestre que ya estabamos en navidad, y yo "perdona pero no, hasta que no monte el árbol en mi casa ni navidad ni gaitas" jaja.

Pero ahora si, de verdad, ya está aquí, ya llegó. Los árboles quitan el poco espacio que nos quedaba en los salones, los centros comerciales nos taladran con colonias y bombones, y las luces crean un espiritu especial en las calles. Si señoras y señores, ¡ha llegado la Navidad! La Navidad es una época cuanto menos curiosa, la cual me encanta, pero a la vez es como un poco repelente jaja. Y en realidad creo que seguro que muchos pensaréis igual. Si algo destaca en estos dias que están por venir, son las comidas familiares. No tengo muy claro que necesidad había de hacer de estas fechas esos grandes banquetes. Y no me estoy quejando de la comida eh, que precisamente lo que más me gusta a mi es meterme en la cocina a hacer cosas ricas y kukis. Pero yo esto del buenrollismo repentino, de quedar con familiares que no ves más que dos veces al año, y no precisamente porque no puedas. ¿No creéis que los que no véis nunca a la familia apesar de vivir bien cerca, será por algo? Pues eso, que no lo entiendo. Es como una tradición, que digo, es como ese típico "voluntario" que los profes escogian para salir a la pizarra, que de voluntario nada jaja. Eso si, todos mis respetos a los que de verdad os juntáis en paz y armonia sincera, que se que muchos esperáis estas fechas para poder volver a casa con la familia que tenéis lejos, y eso si me parece ¡precioso!

Si me centro un poquito más en mi misma...os repito que meterme en la cocina es lo que más amo de estos dias (bueno, lo de los regalitos también mola eh :P). Mañana me meto en la cocina al fin, y estoy que reboso felicidad solo de pensarlo!!! Y eso que mañana hago un plato que de momento solo tiene forma en mi cabeza jaja así que espero que me salga como imagino. Y tras este plato vienen otros tantos jeje y no penséis que no os los voy a enseñar, pero tendrá que ser en otro blog que aún no está listo para ver la luz, ya os informaré a su debido tiempo :P

Creo que me acabo de quedar en blanco jaja será posible...estoy desentrenada con el blog ya, ¡esto no puede ser! Pero bueno, creo que voy a parar la entrada aquí, y como tengo más ideas para el futuro cercano, me iré reentrenando tranquilos jeje

Solo me queda deciros que espero que paséis una Nochebuena y Navidad ¡maravillosa! Y a los que vivís en Catalunya...el viernes también es fiesta eh jeje no os olvidéis de celebrar San Esteban, que no se ni porque es día festivo, pero nunca está de más una fiesta jaja. Así que lo dicho, Feliz Navidad amores!!!